Para todos los públicos

Para todos los públicos

Actividades e-learning y b-learning ELE Enseñanza de segundas lenguas

Hace unas semanas estuve pensando en actividades de expresión escrita para alumnos de  C1 y me basé en una actividad muy interesante del libro de Seth Lindstromberg, 101 actividades para la clase de idiomas.

En esta actividad, llamada Satisfacer la demanda, los alumnos debían redactar una noticia para una revista, enfocándola de diferentes maneras según el público al que cada revista iba dirigida. El objetivo era la comprensión y expresión escrita, y escribir una noticia en español, pero teniendo en cuenta el registro utilizado, el enfoque y el tono, la selección de contenidos más o menos relevantes y otros recursos para “enganchar” al lector.

Cambiando un poco las bases de la actividad, pensé que sería interesante adaptarla a la web 2.0 y trabajar con la lectura de blogs en español, y adapté los contenidos para poder utilizar la actividad tanto en una clase cara a cara como en un entorno virtual de aprendizaje. La actividad permite la posibilidad, además, que los alumnos escriban sus noticias o artículos en un blog de clase, y que comenten las entradas publicadas por sus compañeros.

Aquí está la presentación de la actividad realizada:

También puede verse y descargarse el PDF con la actividad haciendo clic aquí.

La publicidad y sus invectivas a la lengua

La publicidad y sus invectivas a la lengua

Lengua y literatura Traducción y corrección

Hace mucho que no escribo sobre errores garrafales de la lengua o pontapés na gramática, que dirían los lusofalantes.

Los publicistas constituyen uno de esos gremios que deberían, a mi juicio, documentarse un poco y desempolvar sus libros de BUP antes de acometer creaciones que luego los hispanohablantes de a pie nos encontramos en formato XXL en los paneles publicitarios de las autovías.

Un primer gran error garrafal a que me refiero fue un anuncio que durante más de un verano estuvo circulando por marquesinas, quioscos y revistas. Era un anuncio de Ron Bacardi, que animaba a la fiesta y a la algazara en compañía de un buen cubata, y que, tal y como lo recuerdo, leía así:

“Viva el verbo salir en todas sus conjugaciones”

Y yo me pregunto entonces: “¿Es que acaso el verbo salir tiene más de una conjugación?” Que yo sepa, solo pertenece a una, que es la tercera, o la de los verbos acabados en -ir. Seguramente quien salió con esta idea se refería al verbo salir en todas sus formas verbales o en todos sus tiempos verbales. Creo que no hay que ser necesariamente filólogo para saberlo; basta con estar en primero de la ESO.

Un segundo gazapo tiene que ver con los acentos. Constantemente encuentro por todos sitios el pronombre escrito con tilde. Me parece que es un error en cierta manera justificado, porque muchos hablantes (y escribientes) realizan una analogía con el pronombre y escriben esa tilde donde no procede. La analogía y el saber popular son los que, al fin y al cabo, han hecho a menudo evolucionar la lengua hacia una dirección u otra*. En el registro informal y familiar la analogía está detrás de muchos improperios, como el de añadir una ese a la segunda persona del singular en el pretérito indefinido (dijistes), por semejanza con formas de segunda persona del singular en el resto de tiempos verbales (dices, digas, decías, dijeses). Sin embargo, y aunque este tipo de errores llegue a sistematizarse y a asumirse como correctos (porque así funciona la lengua, queramos o no), dijistes sigue siendo un vulgarismo que hay que evitar, como lo sigue siendo .

Además de estos gazapos, vengo observando ciertas incongruencias en los nombres con que últimamente se bautizan centros de ocio, centros comerciales, productos alimenticios y otras marcas. Puedo hablar, por ejemplo, de un centro de mi ciudad madre, que se llama Malaga Nostrum, en primer lugar, porque me parece de una simpleza como una catedral poner nombres en latín a diestro y siniestro y de una manera tan poco sutil, emulando el mare mostrum de los romanos como la primera expresión latina que hay a mano. Es verdad que los que ponen nombres a empresas suelen recurrir al latín para darle un poco de pedigree a la marca que quieren vender. Solo hay que pensar en Audi y Fiat (formas verbales, oí y hágase), por mencionar ejemplos automovilísticos, Sanitas o Caritas (dos palabras de la tercera declinación, sanidad y caridad) u otros como Aquarius, Magnum, Nivea y otros miles. Ahora bien, recurrir al latín de manera tan burda me parece que no es lo mejor para bautizar un nuevo centro de consumo desmedido. Además, existe una tendencia muy generalizada a pensar que con añadir -um a una palabra, esta se convierte automáticamente en latina. Y yo vuelvo a preguntarme: “¿No sería más lógico que el centro se llamase Malaga nostra?” Más que nada porque Málaga (o Malaca, en época romana) acaba en -a y con toda probabilidad es una palabra de la primera declinación, que debe llevar su adjetivo correspondiente femenino singular de la primera.

Algo parecido ocurre con el archipopular mezclum, rey de las bolsas de ensaladas, que ahora están hasta en la sopa. Poner mezcla, a secas, debe de quedar muy soso, pero no creo que mezclum sea un nombre muy adecuado cuando:

1. En latín no existía la letra z.

2. Mezcla “me da” como que, por ser, sería una palabra también de la primera declinación (más que nada, porque en las otras cuatro declinaciones no había nominativos singulares acabados en -a), con lo cual, nunca podría acabar en -um salvo en genitivo plural, y no creo que nadie elija un genitivo singular ni plural para bautizar su negocio, ¿no? A no ser que hablemos de la versión genitiva de Peluquería Pepe’s o Papelería Ana’s, como una que, de hecho, había en Málaga a la salida de mi colegio junto a Gracita la gran vendedora de chuches.

En fin, que el latín es un recurso fácil, pero, como en todo, hay que usarlo con moderación y sabiendo lo que se dice. No es que yo sea una latinista ni mucho menos. Me quedé en mis dos años de latín del colegio, más otro año de latín en la carrera de filología, pero, lo que sí sé, es que, si no sé, pediría consejo a algún amigo más versado que yo en la lengua de Virgilio.

* Por eso hoy decimos soy, y no , como decían los caballeros del Cid. Y es que soy sigue a estoy, y sigue a voy, y voy no es otra cosa que la forma de primera persona vo + y (algo así como “voy allí”), una y que, por cierto, es hermana de la y francesa, en expresiones como j’y vais o j’y viens.

Sindicar contenidos para seguir un podcast

Sindicar contenidos para seguir un podcast

ELE Enseñanza de segundas lenguas Recomendaciones Sugerencias para estudiantes Tutoriales

Para practicar español, una buena idea es oír audios o archivos de podcasts, que podemos encontrar en portales como IVOOX o  RTVE. Pero, ¿qué formas hay de seguir un podcast que nos gusta? ¿Cómo podemos acceder a las actualizaciones de podcasts de un canal o emisora de radio sin tener que entrar cada vez en el sitio web ?

La manera más fácil es, sin duda, suscribirnos al podcast del canal o el programa. Para ello, necesitamos una aplicación que gestione y almacene todas las novedades de los podcasts que nos gustan. Estas aplicaciones se suelen llamar “agregadores”, “agregadores de contenidos” o “lectores RSS”, y pueden ser de dos tipos:

  • Programas que descargamos e instalamos en nuestro ordenador, como Juice,  o iTunes
  • Aplicaciones alojadas en Internet, como Netvibes o MyYahoo  en las que, normalmente, es necesario crear una cuenta (con una dirección de email o un nombre de usuario y una contraseña).

Una vez que dispongamos de nuestro agregador o lector RRS, debemos sindicar los contenidos alojados en la web (RTVE, IVOOX o cualquier otra). De esta manera, haremos que esos contenidos se publiquen automáticamente en nuestra aplicación. Esta operación es lo que se conoce como RSS o Really Simple Sindication. Dicho de otra manera, para poder suscribirnos a un podcasts y seguir sus novedades, deberemos seguir los siguientes pasos:

1.Abrimos nuestro agregador (Juice, iTunes, Netvibes, etc.).

2.Abrimos la web (por ejemplo, RTVE a la carta, IVOOX, Castroller, etc.), buscamos el programa (por ejemplo, No es un día cualquiera) y buscamos un botón de suscripción (del tipo “suscríbete al podcast”) o un botón (generalmente, de color naranja), con las siglas RSS o XML. (Nota: haciendo clic sobre cada imagen se puede ver ampliada y con gran calidad).

noesundia1
3.Hacemos clic sobre este botón. Al hacerlo, se nos abrirá una pestaña nueva en nuestro buscador. Otras veces, se nos abrirá primero un cuadro con opciones, para que nosotros elijamos qué aplicación queremos usar (Juice, GoogleReader u otras).

Captura2
4.
 Si elegimos la opción RSS, se nos abrirá la nueva pestaña. Es la URL o “dirección” del feed del podcast. Deberemos copiarla y pegarla en nuestro agregador (por ejemplo, Netvibes) como una nueva fuente o un nuevo feed (normalmente, en un cuadro que indique “añadir nuevo feed”). A continuación, aceptamos o presionamos “enter”.

Captura3

5. Si, por el contrario, elegimos la opción de Juice, o iTunes, por ejemplo, se abrirá una ventana desde dicha aplicación (Juice, iTunes), que directamente, nos mostrará ya “pegada” la URL del feed. Deberemos, entonces, aceptar y asegurarnos de que se ha añadido el podcast a la sección de “suscripciones”. Una vez en ella, podremos ver cómo aparecen todas las nuevas emisiones.

En cualquier caso, el feed del podcast se habrá guardado en nuestra aplicación y, a partir de ahora, podremos ir directamente a ella y consultar las nuevas actualizaciones, que se irán publicando automáticamente de manera periódica. Podremos tener juntos así todos los audios y seleccionar cuáles queremos oír o descargar.

Otra manera de suscribirnos al podcast de un programa son los marcadores dinámicos de Mozilla Firefox. Si usamos este navegador, suscribirnos a un podcast es muy fácil. Sólo tenemos que buscar el programa dentro de la web, buscar el botón RSS o el botón de suscripción, ir a la nueva pestaña, copiar URL o dirección del feed y, a continuación, guardarla como favorito o “marcador” en la sección de “marcadores dinámicos”.

Para obtener más información sobre cómo sindicar contenidos, o como utilizar Juice y Netvibes, podemos consultar otros enlaces.

 

Emisiones para oír en español

Emisiones para oír en español

Cultura y civilización ELE Recomendaciones Sugerencias para estudiantes TICs Tutoriales

Para quienes estén interesados en practicar español (sobre todo, la comprensión oral), una buena manera de hacerlo es oyendo podcasts en español.  Podemos oír los audios directamente en cada página, o bien, seguir un programa o una emisión que nos guste, usando para ello un agregador, como Netvibes, iTunes o Juice.

Hay varios portales donde encontrar podcasts en español, pero, en mi opinión, uno de los mejores es IVOOX. En este portal, podemos encontrar todo tipo de emisiones, que podemos filtrar según diferentes criterios de búsqueda. Podemos incluso encontrar programas de televisión en versión audio, como, por ejemplo, programas de ciencia, como REDES, o documentales de La noche temática. Otras emisiones que merece la pena escuchar son las de DocuSingles y Documentales Sonoros . Además, hay cientos de audiolibros, programas de actualidad y noticias, conferencias, películas para personas ciegas, audios de idiomas, monólogos de humor, etc.

Además de IVOOX, el sitio oficial de RTVE (Radio Televisión Española) es, sin duda, uno de los mejores portales donde encontrar tanto audios como vídeos para practicar nuestro español.  Podemos elegir si queremos ver vídeos emitidos en televisión en semanas anteriores (por ejemplo, las noticias o algunos documentales de La noche temática, Documentos TV, Redes, etcétera). También podemos acceder a todos los programas de radio, que podemos filtrar por cadena, por tema o género, por fecha.

Para quien no lo sepa, la radio de RTVE tiene cinco cadenas oficiales:

  • Radio Nacional, que incluye noticias, magazines, charlas y programas muy muy variados.
  • Radio 2, destinada a la música clásica, principalmente.
  • Radio 3, destinada a toda la música que no es música clásica pero tampoco tiene cabida dentro de la música comercial, como rock, pop alternativo, flamenco, hiphop, jazz, bossa nova, músicas del mundo, country, blues, etc. También incluye algunos programas de actualidad, charlas y coloquios variados.
  • Radio 5, que incluye, fundamentalmente, noticias.

Para mí, la mejor opción es, sin duda, Radio 3, pero si no queremos oír música, entonces lo mejor es buscar los programas que nos interesen sin prestar atención a la cadena. Para ello, podemos definir nuestros criterios de búsqueda y marcar los temas que nos interesen. Estas son mis recomendaciones para oír:

Hoy empieza todo, programa muy variado que pasa revista a la actualidad artística y cultural de cada momento, y que, además, suele incluir un maravilloso repertorio de canciones de diferentes géneros.

No es un día cualquiera , un programa muy variado (resulta imposible definir su tema o hilo conductor), presentado por Pepa Fernández en las mañanas de los sábados y domingos. Dura cinco horas, pero podemos encontrarlo dividido en bloques e una hora si solo queremos escuchar una parte). En casa de mis padres es obligatorio los fines de semana, porque ellos son grandes seguidores. Quizá por eso a mí también es un programa que me gusta mucho. En él podemos encontrar desde adivinanzas que los oyentes tenemos que resolver, hasta charlas, recetas de cocina, entrevistas, etc. En suma, es sencillo, variado y fácil de escuchar.

A hombros de gigantes, programa entrevistas y divulgación científica que recomiendo encarecidamente a todo el mundo. Es muy raro escucharlo sin encontrarse nada interesante que llevarse al oído

El palabrero, programa breve pero curioso sobre el origen de algunas palabras y expresiones en español.Para los filólogos no siempre aporta cosas nuevas, pero otras veces sí, y, en cualquier caso, resulta ameno y fácil de escuchar.

3.0, programa sobre los medios de comunicación, las redes sociales y las nuevas tecnologías, con especial atención a lo que se llama la web 2.0 y 3.0, entre otras muchas cosas.

Otros programas que, al menos yo, suelo oír a menudo, y que también recomiendo, son Siglo XXI, El séptimo vicio,La lanzadera, El ojo crítico, Decreciendo o Futuro abierto.

Foodsharing

Foodsharing

Actividades ELE

Incluyo una nueva actividad para trabajar la integración de destrezas a partir de un podcast de Radio Nacional. La actividad está pensada para trabajar en un nivel B2 y para revisar o presentar el uso del imperfecto de subjuntivo y la correlación de tiempos de indicativo y subjuntivo, pero podría utilizarse también en C1 si optamos por destacar otros aspectos.  La actividad está en PDF interactivo, de manera que permite tanto la impresión para clase como el trabajo en clases online o con pizarra digital.