Imágenes libres de derechos

Imágenes libres de derechos

Cuando desarrollamos materiales didácticos o buscamos recursos en Internet, debemos recordar que, en la mayoría de los casos, las imágenes están protegidas por derechos de autor. Al margen de que estemos de acuerdo o no con los hábitos “piratas” y con la filosofía “copyleft”, es conveniente saber cómo usar alternativas a los recursos con Copyright.

En Internet hay muchísimos bancos de imágenes, música y fuentes que están libres de derechos de autor, o que están sujetos a licencias de tipo Creative Commons que, en la mayor parte de sus variantes, permiten la libre distribución (y a veces, también, modificación) de la obra original.

Así, para la búsqueda de imágenes, hay bancos de imágenes que resultan bastante prácticos, como OpenClipArt (vectores y dibujos), PhotoRee, MorgueFile, Pixabay, Flickr (dependiendo de la licencia que cada autor asigne a sus imágenes), OpenPhoto y FreeStockPhoto, además del archivo de Microsoft, que incluye muchísimas imágenes.

Ahora bien, una buena amiga me dio un gran truco para buscar fotos libres de derechos y que es sumamente práctico y sencillo: la búsqueda en Google. Simplemente debemos ir a Google Imágenes y, una vez allí, escribir la palabra que queremos en el buscador. Nos aparecerán muchas, naturalmente, pero entonces deberemos ir a la esquina superior derecha, desplegar y elegir la opción de “búsqueda avanzada”. Una vez allí, en la búsqueda avanzada, deberemos bajar hasta el final, encontrar la casilla de “derechos de uso” y elegir la opción o filtro de búsqueda que queramos: imágenes que permitan la distribución, con o sin fines comerciales, imágenes que permitan la modificación, etc.

Si lo que queremos buscar son archivos de audio, las mejores opciones son SoundGator o FindSounds. Si necesitamos canciones y música (para usar como música de fondo, para acompañar una grabación de audio, para incluir en un vídeo y demás), lo mejor es buscar en Jamendo, un gran banco con buenas canciones de todos los géneros y estilos que permiten el libre uso y distribución (excepto si queremos destinar el proyecto a fines comerciales, ya que en ese caso deberemos pagar).

En caso de buscar fuentes, la mejor opción es Dafont. Encontraremos todo tipo de letras muy diferentes, que podremos descargar fácilmente y usar como queramos. ¿Cómo? La explicación es muy sencilla y puede encontrarse aquí.

TICs Tutoriales