El cocido de Encarna

El cocido de Encarna

Aquí dejo, para los estudiantes amantes de la cocina y el buen comer, una maravillosa receta de cocido de mi suegra, plato tradicional español (y, sobre todo, madrileño). Con lo que sobre, ya sabéis, podemos hacer unas croquetas (altamente recomendables) y/o ropa vieja.

El cocido es la clásica receta que alimenta y cunde, y donde se aprovecha todo. Existen platos hermanos del cocido en muchos sitios (por ejemplo, la feijoada brasileña, el cassoulet, del Laguedoc y Midi, al sur de Francia, o  o el couscous de cordero marroquí). Quizá por eso, y por lo sencillo de su elaboración, ha triunfado como uno de los platos más conocidos de la comida tradicional.

Para hacer el cocido (también llamado puchero, en otro sitios), lo primero que debemos hacer es acercarnos al mercado (mejor un mercado de toda la vida que un Carrefour o un Mercadona), ir a la sección de carnicería, y pedir:

  • 1 espinazo salado
  • 1 o 2 huesos frescos
  • Una punta de jamón
  • 1 trozo de morcillo
  • 1 chorizo
  • 1 trozo de panceta o tocino
  • 1 o 2 muslos de pollo
  • Una morcilla, si queremos más sensaciones

Después, deberemos ir a la sección de verduras, y pedir:

  • 1 paquete de garbanzos
  • Dos o tres zanahorias
  • Un trozo de calabaza
  • Unas pocas judías verdes
  • 1 puerro

Además de eso, necesitaremos, 2 litros de agua (o un poco más, dependiendo de cada caso), fideos (si queremos) y un poco de sal.  Necesitaremos también (o al menos, yo la necesito) una olla exprés u olla rápida. Podemos utilizar una olla normal…Únicamente nos llevará más tiempo.

Entonces, ya estamos listos para empezar. La receta es bien sencilla:

La noche antes (o unas ocho horas antes de hacer el cocido), habremos puesto nuestros garbanzos en remojo. Podemos usar un bol o cuenco grande y añadir bastante agua. Observaremos que se han hinchado y entonces ya podremos quitarles el agua y reservarlos.

En primer lugar, ponemos toda la carne en la olla y añadimos un litro de agua, aproximadamente. Cerramos la olla y dejamos cocer la comida durante ocho minutos (desde que empiece a echar vapor). Esperamos un rato y destapamos.

Añadimos ahora todas las verduras y también los garbanzos. Cerramos de nuevo la olla y dejamos cocer durante 8 minutos. A continuación, esperamos y destapamos. Entonces, lo que yo suelo hacer es sacar todo el líquido, verterlo en un recipiente y dejarlo enfriar. Cuando esté frío, veremos cómo aparece arriba una capita de grasa, que podemos quitar para que no quede tan grasienta la sopa… Y ya tenemos nuestro caldo.

A mí me gusta tomarme el cocido “en plan” consommé, pero, para los que lo prefieren como sopa, se puede poner en una cacerola aparte y hervir con los fideos.  Sobre la mejor manera  de comerse un cocido, depende de gustos: hay quien se sirve todo junto (la sopa y la carne y la verdura) en el mismo plato y hay quien prefiere tomarse el caldo de primero y la carné y las verduras y garbanzos de segundo plato. Eso es cuestión de gustos.

Con lo que nos sobre, podemos hacer una ropa vieja. Para ello, simplemente podemos picar media cebolla, sofreírla con un poco de aceite de oliva en la sartén, agregar los restos de garbanzos, verdura y carne (previamente cortados en trocitos), añadir sal y un poco de comino, mezclar y rehogar durante unos minutos.

 

Cultura y civilización Otros Sugerencias para estudiantes